domingo, 30 de agosto de 2009

No recuerda lo pasado: ANTON ARRUFAT, un escritor despolvado.

Ya se contonea por los jardines de la UNEAC como si nada.
Antón Arrufat fue castigado duramente.