jueves, 28 de abril de 2011

Paladar La Paila en Cuba. La Habana.

El ex canciller Robertico Robaina negó este miércoles haber abierto una paladar en La Habana, como publicó un blog, y dijo que el restaurante es un "negocio de su familia", que recibe su apoyo.

En declaraciones a DIARIO DE CUBA, Robaina señaló que el establecimiento es de su hijo y él "sólo colabora".

Sin embargo, el blog publicó imágenes publicitarias en las que aparece el nombre y el teléfono móvil del ex canciller del régimen.

"No, yo no vivo de eso (del restaurante), sino de la pintura", respondió Robaina a DDC, y confirmó que no trabaja para entidad estatal alguna.

Según las fotos divulgadas, la paladar se nombra "La Paila" y está ubicada en la calle 88 del municipio habanero de Marianao.

Robaina cayó en desgracia en 1999, cuando fue defenestrado por su mentor, Fidel Castro.

Luego fue expulsado del Partido Comunista supuestamente por recibir dinero del entonces gobernador del estado de Quintana Roo, Mario Villanueva. El político mexicano fue extraditado el año pasado a Estados Unidos.

También se le acusó de conspirar en 1998 con el entonces canciller español Abel Matutes, bajo el gobierno de José María Aznar.

Diez años después de su destitución, Robaina exhibió sus pinturas en una galería de Buenos Aires.

Algunos de sus cuadros se venden actualmente en España y Miami.