sábado, 1 de mayo de 2010

La Libertad de Prensa sigue en Terapia Intensiva en el Mundo.

MADRID, (IPS)  - La lucha por la libertad de expresión debe tener a  los ciudadanos individualmente y a la sociedad civil organizada como protagonistas para evitar que los gobiernos caigan en tendencias autoritarias, advirtió Malén Aznares, vicepresidenta de Reporteros sin Fronteras-España (RSFE).

Los ataques al ejercicio independiente del periodismo no vienen sólo de las dictaduras, que encarcelan, atropellan, asesinan y cometen todo tipo de tropelías, sino también de gobiernos democráticos, señaló Aznares a IPS  en vísperas del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebrará el  próximo lunes 3 de mayo.

 La periodista española añadió que la acción ciudadana también debe estar dirigida hacia los gobiernos democráticos para que presionen a favor  de la libertad de expresión e información en países regidos por dictaduras, sin poner por delante en ningún caso sus intereses económicos,  políticos o de otro tipo.

A propósito, un tema muy criticado en España por parte de organizaciones no gubernamentales es la forma en que el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero establece relaciones amistosas con  gobiernos, como el de Cuba y el de Marruecos, donde los medios de comunicación son dependientes del Estado o son controlados.

La Asociación de la Prensa de Madrid, que agrupa a los profesionales de la capital española, convocaron para este lunes un acto a  efectos de conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

En el mundo de habla hispana, en Cuba es donde más se restringe la libertad, seguido de Venezuela, Ecuador, Honduras, Nicaragua y México, según un informe de Freedom House, una organización no gubernamental con sede en Estados Unidos que se dedica a la defensa de la libertad de expresión.

 En España, según RSFE, hay cuestiones menores con los organismos públicos, pero el gran problema para la libertad está en el País Vasco, donde la organización terrorista ETA ataca a los medios, a periodistas y los amenaza, al extremo que muchos de éstos se han visto obligados a abandonar esa comunidad autónoma.

RSFE pasó revista también a la situación en otros continentes. En África destacó a Eritrea, "que tiene al frente al dictador más despiadado  del continente", un ex luchador por la libertad que tiene suspendidas  oficialmente las libertades desde 2001, prohibiendo la prensa privada y  encarcelando a periodistas, una treintena actualmente.

 Otros países que violan la libertad en ese continente, según la organización, son Guinea Ecuatorial, Nigeria, Ruanda, Somalia, Suazilandia  y Zimbabwe.

En Asia se destacan Afganistán y Pakistán por la dureza con que se vulnera la libertad, con fuerte influencia del mulá Mohammad Omar, líder del fundamentalista movimiento Talibán.

También Birmania, donde la Oficina de Censura Militar rechaza cualquier apertura de los medios, sean los tradicionales o vía Internet, llegándose  al extremo de condenar a 35 años de cárcel al actor y bloguero Zarganar  acusados haberse burlado del jefe de la Junta Militar, Than Shwe.

Situaciones similares, en algunos puntos menos duras, se viven en China, Laos, Nepal, Filipinas y Sri Lanka, apunta el resumen.

En Vietnam existe prensa liberal, pero muchos de sus periodistas son perseguidos, encarcelados y acosados por la policía política, denuncian las organizaciones no gubernamentales.

En Azerbaiyán, con buenas relaciones con las grandes potencias, han sido condenados blogueros y desde 2009 se enmendó la ley de prensa restringiendo la actividad periodística.

La libertad también es vulnerada en Kazajstán, Uzbekistán, en la separatista República de Chechenia y en menor medida en Rusia, indica RSFE. En Italia el problema lo causan las mafias, que reprimen a quienes informan sobre sus bandas.

 En Medio Oriente, el país donde más duramente es tratada la información es Arabia Saudita, donde condicionan el trabajo de periodistas extranjeros, aunque Irán no está mucho mejor.

Otro estado de la zona en el que la prensa encuentra dificultades es Israel, en especial en los territorios palestinos ocupados. RSFE recuerda  que entre diciembre de 2008 y enero de 2009 el ejército israelí bloqueó  los medios de comunicación extranjeros y bombardeó varios edificios  matando a seis periodistas e hiriendo a otros 15.

 Libia padece la restricción de las libertades, al igual que Siria, Túnez y Palestina. RSFE destaca que en Palestina en 2009 fueron detenidos  más de 20 periodistas.

 Iraq, un país en el que la libertad fue rigurosamente atacada, según RSFE en 2009 ha mejorado algo, lo cual llevó a esta organización a retirar  de la lista de predadores a los grupos islámicos.