viernes, 2 de abril de 2010

Escritores, Intelectuales y Artistas Cubanos Residentes en Cuba.

Ustedes Tienen la Palabra.
Nos dirigimos a ustedes y sobre todo a su cansancio. El cansancio de vivir en un país donde sobran los controles sobre los individuos y uno o dos individuos tienen el control total sobre el destino del país. El cansancio de ver que el pasado insiste en presentarse como la única opción de futuro y la esperanza de sus hijos es evadirse o emigrar. El cansancio de soportar que gobernantes y funcionarios usurpen o acallen la pluralidad de voces que conforman la cultura y la voluntad nacional. El cansancio de un sistema incapaz de reconocer sus errores y que ve en cada crítica una conspiración y en cada crítico un agente extranjero o un delincuente común. El cansancio de ser tratados como eternos menores necesitados de permiso para vivir la propia vida. El cansancio y la vergüenza de no poder responder a las mentiras más burdas que impone el discurso público, único y oficial. El cansancio y la vergüenza de ser representantes involuntarios de un sistema que no se inhibe de amedrentar, golpear y encarcelar a quienes disienten de él y convida a sus artistas, intelectuales y escritores a validar con sus firmas sus más notorios atropellos.

Cuba debe cambiar. Cuba va a cambiar. Y lo va a hacer con la contribución de sus intelectuales, escritores y artistas, miembros o no de la UNEAC y de la Asociación Hermanos Saíz. Sobra decir que es preferible que Cuba cambie con todos.

Nuestra Declaración.

 Exigiendo la libertad de los prisioneros de conciencia cubanos y el respeto a los derechos humanos en todo el mundo ha sobrepasado las 40 mil firmas en poco más de dos semanas. No es una campaña política, de derechas o izquierdas, sino por los derechos básicos que hacen posible la participación de todos en la vida política, cultural y económica de cualquier sociedad. Cuba no es una excepción. Los treinta artículos de las Declaración Universal de Derechos Humanos no son artículos de importación, lujo exclusivo de un partido o una ideología política, sino una necesidad de primer orden para todos. Eso lo saben ustedes y también los cientos de escritores, intelectuales y artistas de todo el mundo que han firmado esta carta, gente de las más diversas afinidades políticas, estéticas, ideológicas, pero por igual decidida a no mirar hacia otra parte ante los sistemáticos abusos del gobierno cubano. Para muchos de ellos habrá sido conflictivo renunciar a sus viejas simpatías por un orden de cosas que alguna vez les pareció ejemplar o al menos tolerable. Ese conflicto es menor comparado al de ustedes. Nadie pretende decirles cómo deben actuar. Ustedes tienen la palabra.Campaña

#OZT: Yo acuso al gobierno cubano

Por la libertad de los presos políticos cubanos.
Por la excarcelación inmediata e incondicional de todos los presos políticos en las cárceles cubanas; por el respeto al ejercicio, la promoción y la defensa de los derechos humanos en cualquier parte del mundo; por el decoro y el valor de Orlando Zapata Tamayo, injustamente encarcelado y brutalmente torturado en las prisiones castristas, muerto en huelga de hambre denunciando estos crímenes y la falta de derechos y democracia en su país; por el respeto a la vida de quienes corren el riesgo de morir como él para impedir que el gobierno de Fidel y Raúl Castro continúe eliminando físicamente a sus críticos y opositores pacíficos, condenándolos a penas de hasta 28 años de cárcel por "delitos" de opinión; por el respeto a la integridad física y moral de cada persona; firmamos esta carta, y exhortamos a firmarla a todos los que han elegido defender su libertad y la libertad de los otros.

 

 

3 comentarios:

Armienne dijo...

Más que una carta es un llamamiento a la conciencia y el honor de todas las personas del mundo.

A. Medina dijo...

estamos con ustedes. saludos desde Italia

maria c. dijo...

Por la libertad de Cuba siempre!
en apoyo a Fariñas y a los otros huelguistas, y pidiendoles que supriman la huelga antesde que sea demasiado tarde! Pues los necesitamos vivos!