martes, 15 de junio de 2010

Viaja Ministro del Vaticano a Cuba cuando Iglesia media por Presos.

El ministro de exteriores del Vaticano, Dominique Mamberti, se apresta a viajar a Cuba esta semana mientras, en Cuba, la Iglesia católica mantiene un rol central en la mediación a favor de los presos políticos.

La Sede Apostólica confirmó este lunes el viaje del secretario para las

Relaciones con los Estados para participar en el ciclo de conferencias 'Diálogo

entre cubanos', del 16 al 19 de junio, que tratará temas como la migración,

economía y relaciones de cubanos de la isla con los de la diáspora.

El encuentro, que llegó a su décima edición y se llevará a cabo en la ciudad

de La Habana, se abrirá con una relación de Mamberti, quien visitará el país

por segunda ocasión desde que Raúl Castro llegó al poder en febrero de 2008.

'La Iglesia católica no ignora o vive separada de las cuestiones sociales. La

migración, la disgregación de las familias y las dificultades económicas, entre

varios problemas, son las preocupaciones del catolicismo', dijo Orlando

Marquez, portavoz de la arquidiócesis de La Habana.

Mamberti llegará a la capital cubana este martes y permanecerá por tres días.

Su viaje ha despertado expectación luego del rol central jugado por la Iglesia

en la mediación con el gobierno a favor de la libertad de los presos de

conciencia.

Apenas el sábado último el gobierno de Castro liberó a Ariel Sigler Amaya,

parapléjico de 46 años, quien se encontraba bajo vigilancia en un hospital de

La Habana y fue trasladado a su domicilio en el poblado de Pedro Betancourt,

provincia de Matanzas, al oeste del país.

Gracias a la intervención de la jerarquía eclesiástica otros 12 detenidos

lograron ser reubicados en cárceles cercanas a sus domicilios, en un proceso

considerado como de 'distención'.

 El jueves 10 de junio Mamberti se entrevistó en privado, acompañando

al 'número dos' del Vaticano, Tarcisio Bertone, con el jefe de gobierno español

José Luis Rodríguez Zapatero y su ministro de exteriores, Miguel Angel

Moratinos.

Durante el encuentro, tras la audiencia privada entre Rodríguez Zapatero y

Benedicto XVI, se tocó el tema de Cuba y, según pudo saber Notimex, hubo

acuerdo sobre la necesidad de 'presionar' a La Habana para lograr avances

concretos en la liberación de los presos.