martes, 20 de julio de 2010

Disidentes Cubanos se sienten "engañados" por España.

MADRID (AP) - Los once disidentes cubanos llegados la semana pasada a Madrid dijeron sentirse "engañados" por el gobierno español, al cual acusaron el lunes de no cumplir sus compromisos.

Julio César Gálvez, uno de los ex presos liberados en virtud del acuerdo entre el gobierno y la Iglesia Católica cubana, manifestó que han dejado de recibir asesoramiento legal de las autoridades y que siguen sin tener claro su futuro.

"Habíamos firmado delante de un funcionario de la embajada española en La Habana unos compromisos", dijo Gálvez en una rueda de prensa en el hotel de Madrid donde están alojados los disidentes junto a sus familias, unas 70 personas en total. "El asesoramiento legal es lo primero que hemos dejado de recibir".

Tres organizaciones sociales se encargan de la manutención, el alojamiento y la búsqueda de empleo del grupo hasta que se resuelva su situación legal en España. En principio, el gobierno español dijo que se les concederían permisos de trabajo y residencia, pero no el estatus de refugiados políticos, una condición que algunos disidentes tenían previsto reclamar.

A la espera de que se resuelvan los trámites legales, viven en un hotel del extrarradio de la capital española, en el corazón de un barrio obrero sin comercios ni tiendas alrededor.

A algunos de los disidentes se les ha ofrecido la posibilidad de desplazarse a otra ciudad española, pero la mayoría prefiere permanecer en Madrid. Otros han expresado su deseo de salir a Estados Unidos, donde tienen familiares residiendo en Miami.

Por otro lado, Gálvez leyó una declaración conjunta de los 11 liberados en la que expresan su rechazo a la modificación de la llamada Posición Común de la UE, que defiende España. Esta política, vigente desde 1996, condiciona las relaciones plenas entre Bruselas y La Habana a cambios en el sistema comunista de la isla.

 

"El gobierno cubano no ha dado pasos que evidencien una clara decisión de avanzar hacia la democratización de nuestro país", afirmaron. "Nuestra salida a España no debe ser considerado un gesto de buena voluntad, sino como una acción desesperada del régimen en la búsqueda urgente de créditos de todo tipo".

En ese sentido, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, saludó el lunes las liberaciones, pero pidió un mayor compromiso con los derechos humanos al gobierno de Raúl Castro.

Los 11 disidentes son parte de los 52 presos del llamado "Grupo de los 75", arrestados en 2003, que Cuba se comprometió a liberar en el plazo de tres o cuatro meses en virtud del acuerdo entre las autoridades de La Habana y la Iglesia Católica de la isla.

El gobierno español, como acompañante del diálogo, se ofreció a acoger a los presos que deseasen salir de Cuba. El canciller Miguel Angel Moratinos anunció el pasado fin de semana que otros nueve disidentes cubanos llegarán a España el martes, con lo que se elevaría a 20 el número de disidentes llegados a España.

 

 

 

 

 

3 comentarios:

comprar cialis sin receta dijo...

gracias

Anónimo dijo...

Si los disidentes cubanos se "sienten" enñalados, mas lo estamos los españoles que NO RECIBIMOS NINGUNA AYUDA de las que se les presta a ellos.
En ESPAÑA, a los ESPAÑOLES, no nos dan casa a quienes no tenemos, ni asesoramiento legal, ni nos buscan trabajo como se hace con los inmigrantes, disidentes o cualquiera que no sea de aquí.
No es una simple queja, es un hecho demostrable con pruebas.

Anónimo dijo...

Thank you for sharing your thoughts. I truly
appreciate your efforts and I am waiting for your further post thanks once again.
Here is my blog john thomas financial