jueves, 8 de julio de 2010

La Iglesia se demoró pero llegó.

El disidente Guillermo Fariñas  pone fin a su protesta tras el anuncio de que decenas de presos políticos serán liberados en Cuba.