jueves, 11 de marzo de 2010

Una denuncia de Yoani Sánchez.

Yoani Sánchez cuenta hoy en su Twitter que ha entregado en diversas instituciones cubanas una denuncia por la detencion ilegal y los maltratos de que fueron objeto ella y su hermana, el pasado 24 de febrero, cuando se dirigían a firmar el libro de condolencias por la muerte de Orlando Zapata Tamayo.

Hasta el momento, Yoani no ha querido hacer públicos los detalles del arresto ilegal y el maltrato que padecieron. Entiendo sus prevenciones: el protagonismo correspondía entonces al duelo por el disidente muerto, toda la atención mediática debía centrarse en esa muerte lamentable.

Pero ya hay denuncia, que debe ser entregada también a las instituciones internacionales que recogen testimonios sobre la situación de los derechos humanos en Cuba. Y con la denuncia, llegan también las evidencias. Aunque antes de entrar al calabozo le fueron confiscados (y luego devueltos) los teléfonos celulares, uno de los policías no se dio cuenta de que un móvil se había quedado encendido, grabando todo el arresto ilegal, los golpes, la reclusión en el calabozo y conversaciones posteriores de los guardias. El testimonio es revelador, porque no sólo sale a relucir el trasfondo político de la operación policial desatada entre los días 23 y 25 de febrero contra opositores, periodistas y bloggers, sino que incluso se mencionan los nombres de algunos responsables. Esperemos que Yoani lo publique muy pronto.

 

3 comentarios:

~Zurama Luisa Arencibia~ dijo...

Que suerte que se le quedara ensendido el cellullar!! :)
Esperamos los detalles.

Chez Isabella dijo...

¡Genial! De alguna manera lo van a pagar. Ahora sí se puede cantar lo del Willy: ¡ya viene llegando!

jose luis dijo...

CUANDO PODREMOS OIR LO QUE SE OYE EN EL CELULAR?