miércoles, 18 de agosto de 2010

Solidaridad Internacional con Reina Luisa Tamayo.

LA HABANA (AP)

Amnistía Internacional pidió a las autoridades cubanas actuar para evitar el   acoso'' a  , la madre de un disidente muerto en febrero y quien los domingos realiza una marcha en su Banes natal en el oriente de Cuba.

Ella   simplemente rinde tributo a su hijo, quien murió en trágicas circunstancias y las autoridades deben respetarlo'', dijo en un comunicado de prensa Kerrie Howard a nombre de Amnistía, el grupo humanitario con sede en Londres.

 El activista Elizardo Sánchez de la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional indicó que todos los domingos la madre de Zapata con residencia en Banes, provincia de Holguín se viste de blanco como varias esposas de disidentes presos lo hacen en la Ciudad de La Habana y va a la parroquia a escuchar misa y luego marcha al cementerio de la localidad.

Sánchez indicó que el 15 de agosto, simpatizantes progubernamentales rodearon desde temprano la casa de Tamayo y no la dejaron salir. No hubo violencia física, pero si palabras subidas de tono, indicó el activista.

En el caso de ella si ha habido hostigamiento real'', comentó Sánchez a la AP.

AI indicó que otras mujeres que suelen acompañarla en su recorrido fueron impedidas de salir de sus hogares por las fuerzas del orden.

Paralelamente, la organización internacional denunció la detención temporal de Luis Felipe Rojas, un disidente también de la provincia de Holguín. Rojas indicó en su página web  que había permanecido 12 horas en la comisaría.

Según activistas de derechos humanos, las autoridades incrementaron los arrestos de corta duración de disidentes mientras hay una disminución de las condenas largas y los juicios ante los tribunales.